El Valle de los Reyes alberga las tumbas de los grandes faraones del Antiguo Egipto. Por casi 500 años, esta zona al oeste del Nilo fue la última morada elegida por los hombres más poderosos de esta civilización. Las tumbas talladas en roca fueron construidas entre el siglo XVI y el siglo XI a.C. y aún hoy los arqueólogos siguen descubriendo nuevos mausoleos. Aunque solo unas pocas tumbas están abiertas al público, la Autoridad de Turismo de Egipto ha hecho posible dar un paseo por uno de estos lugares con un increíble recorrido virtual.