El Gran Teatro de Córdoba comenzó a construirse en 1871. Obra del arquitecto Amadeo Rodríguez, se inauguró el 13 de abril de 1873.

Contaba con 28 palcos principales, 2 palcos proscenios, 24 plateas, 2 plateas proscenias, 8 palcos segundos, 2 palcos proscenios, 403 butacas, 99 delanteras de anfiteatro, 105 delanteras de paraíso, 200 entradas principales de anfiteatro y 600 entradas de paraíso. Hasta 1970, año en que fue cerrado, sufrió diversas remodelaciones que no afectaron a su estructura inicial. En el año 1976 se presenta al Ayuntamiento de Córdoba la solicitud de demolición del Gran Teatro por parte de sus propietarios.

Años más tarde, se hizo cargo el Ayuntamiento en 1982 tras declarar el edificio bien histórico artístico procedió a su restauración llevada a cabo por el arquitecto José Antonio Gómez Luengo, creando la Fundación Pública Municipal Gran Teatro (en la actualidad Instituto Municipal de Artes Escénicas de Córdoba) y abriendo sus puertas el 19 de mayo de 1986 para abrir el XI Concurso Nacional de Arte Flamenco.