Ermita de San Antón

La ermita de San Antonio Abad, popularmente conocida por ‘San Antón’, se encuentra situada en el barrio homónimo, que celebra sus fiestas en el mes de enero.

La ermita de San Antón se construyó en el Camino Real de Castilla, extramuros de la ciudad. Se encuentra próxima a otros interesantes inmuebles como son el Monasterio e Iglesia de las Monjas Agustinas, la Iglesia de San Andrés y la Iglesia de Nuestro Padre Jesús, sede del Museo Salzillo.

A lo largo de la historia ha sido objeto de varios reconocimientos. Felipe V, a propuesta del cardenal Belluga, le otorga el título de Real Casa y le concede el Toisón de oro como signo de protección regia.

En el interior hay una imagen de Francisco Salzillo, la del ‘Santo Anacoreta’, que fue entregada por el insigne escultor murciano a la Cofradía de San Antón el 25 de abril de 1746.

El día 16 de enero se celebra la festividad de San Fulgencio, patrón de la Diócesis, cuya imagen recibe también culto en la ermita de San Antón.